lunes, 23 de abril de 2012

SIEMPRE LO SIENTES LLEGAR

Siempre lo sientes llegar. Un olor húmedo y levemente dulzón, una sensación de inestabilidad, una luz oscura pero transparente. De repente Lady Day suena lejana, aunque no suene. Siempre lo sientes llegar. Da igual que sea 10 de Setiembre o 5 de Octubre, el calendario no importa. Es una sensación que viene desde pequeño, aunque te costó darle cuerpo. El otoño, tu estación favorita, la estación de enamorarse, ha llegado. A veces es tan repentino como aquella vez que te sorprendió al salir del kiosco de comprar el fallecido “Cuadernos de Jazz”. Cuando entraste aún era verano, cuando saliste era otoño.

Sabes que te vas a pasar dos semanas esuchando sólo a Prez y a Lady Day. Menos mal que tienes sus discografías prácticamente completas. Prez, el saxofón más dulce que ha existido. Lady, la hermosa destrucción. Se acabó el Reggae, se acabaron el funk y el Hip-Hop, el Jazz vuelve a llamar a tu puerta y te llena de gozo.

Sólo tienes un miedo : enamorarte equivocadamente. Pero ya tienes la suficiente experiencia como para huir de las encantadoras de serpientes. Los marineros no se alegran si escuchan cantos de sirena. Y tú no vas a tener en tu corazón más restos de naufragio. Siempre te cuesta horrores olvidar, te hechizan facilmente, te exprimen hasta dejarte vacío, y se van. Por eso Billie Holiday es mejor compañía que un vampiro emocional

Ahora vas por la calle y piensas en ideas para relatos; el otoño es la estación creativa, inspiradora y luminosa para tus pensamientos. Vas llenando hojas que luego transcribes al ordenador, hojas de un pequeño cuaderno que siempre llevas encima, y cuando te paras en plena calle y te pones a escribir las personas te miran como a un insecto raro.

Si el paseo es largo puedes tener 4 ó 5 ideas esbozadas, algunas se convertiran en relatos, otras no. Y tu perrita te recibe con alborozo y dando saltos, como si supiera que esta estación la hicieron para tí.

El CD de Lester y Oscar ya estaba puesto en el reproductor, solo hay que darle al “play”. Una obra maestra, una pieza mágica a la que siempre vuelves.

Siempre lo sientes llegar, y este año más que nunca, será que te haces mayor...

10 comentarios:

  1. También el otoño es mi estación favorita.

    http://www.goear.com/listen/dd0bde1/there-will-never-be-another-you-warrengordon-lester-young

    ResponderEliminar
  2. La siempre enigmática Dinah ;-)), que nunca te dice si le ha gustado o no :p

    Absolutamente preciosa la interpretación de Lester, que debería de tener, porque creo tener toda su discografía, pero ahora no la ubico ¿De que disco es?

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. ¿es del disco con peterson, no?

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado, pero quitaría lo del miedo, no hay que tenerlo, sufrir desengaños y decepciones forman parte del amor y de la vida. Y hay que vivir, vivir con todo lo que ello implica.
    ¡¡Pero tampoco hay que dejarse succionar por el/la primera vampir@ que pase!!! Tampoco es eso!!
    Si, el tema es del disco de Lester Young con Oscar Peterson Trío (Verve,1953).
    Lo colgó Dizzy en una entrada de su blog en Enero de este año que me gustó mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo miedo porque ya he topado con dos vampiras, que se acercan a las personas con mucha energía interior, y yo sé que la tengo pese a eso. Al principio parecen ser tu alma gemela, y sin darte cuenta estás tirado en el arroyo. Tengo miedo a enamorarme, sí, por eso diseñé a Ana, pero no hay Anas. Prefiero pasar el resto de mi vida solo que volver a tener el corazón destrozado y caer en una depresión de meses.

    ResponderEliminar
  6. Tambien a mi me gusta el otoño,da gusto pasear por zonas arboladas, contemplar la variedad de tonos;aún recuerdo mis paseos de este otoño por la ribera de un rio,al otro lado viñedos,que matices que colores es fantastico.
    El relato me ha gustado mucho,sigue asi.
    BESOS

    ResponderEliminar
  7. Es lógico que tengas tus reservas y miedo a volver a enamorarte y sufrir después si la cosa no sale bien, todos lo tenemos, y por un tiempo es mejor que sigas pensando así, luego la vida dirá,...no podemos mandar en nuestro corazón, ni decirle lo que debe o no debe sentir.
    Sin hacerte demasiadas ilusiones, no te cierres esa puerta, o al menos, no gires la llave de su cerradura.

    Hoy por hoy, si te sientes más tranquilo planeando tu vida sólo, hazlo así.
    Un gran beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Hoy por hoy, si te sientes más tranquilo planeando tu vida sólo, hazlo así." Precisamente de eso va la historia, de la TRANQUILIDAD. La puerta no está ni cerrada ni abierta, la abro si vienen a traerme un paquete de discos, y la cierro si son los testigos de jehová. Al menos soy más experto y sabré reconocer a otra vampira, por ese lado estoy tranquilo. Pero si te digo la verdad, me da PEREZA empezar otra relación, no creo que pudiera ilusionarme.

      UN BESO

      Eliminar
  8. Me he reído un rato con tu ocurrencia de lo de la puerta abierta o cerrada ja ja ja todavía sigo, yo haría lo mismo que tú.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, que bien describes el otoño, que suerte haber estado en la naturaleza viviéndolo, yo lo pasé en el puto Vigo. Este otoño igual me planteo irme unos días a Chozas, con unos colegas que están rehabilitando casas. Sé que seré bienvenido.
    Besos

    ResponderEliminar